Las presiones que ha venido experimentando la banca en los últimos años se han incrementado, no sólo por la aparición de nueva legislación diseñada para sortear los escenarios generados por las crisis financieras, sino también por la aparición de nuevas formas de hacer las cosas...